Vinilo líquido

Comprar vinilo líquido

El vinilo líquido es un material que se utiliza para pintar de manera rápida y sencilla diferentes superficies. La tecnología ha evolucionado lo suficiente como para ofrecernos este material en estado líquido y así poder utilizar una pintura que se puede retirar si no nos gusta el resultado.

Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-12 de 16

Página
por página
  1. Vinilo líquido NEGRO MATE
    7,99 €
  2. Vinilo líquido METAL
    9,08 €
  3. Vinilo líquido BLANCO
    9,08 €
  4. Vinilo líquido AMARILLO
    9,08 €
  5. Vinilo líquido NARANJA
    9,16 €
  6. Vinilo líquido ROJO
    9,08 €
  7. Vinilo líquido TRANSPARENTE
    9,08 €
  8. Vinilo líquido NEGRO METALIZADO
    9,87 €
  9. Vinilo líquido ANTRACITA METALIZADO
    8,85 €
  10. Vinilo líquido ALUMINIO METALIZADO
    8,85 €
  11. Vinilo líquido BRONCE METALIZADO
    9,87 €
  12. Vinilo líquido PLATA CROMADO
    9,87 €
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-12 de 16

Página
por página

Vinilo líquido en spray

La forma más habitual en que nos encontramos este producto en el mercado es el spray. Este formato facilita su aplicación y ofrece resultados muy satisfactorios. Obviamente, este tipo de material no tiene la misma resistencia que una pintura convencional, pero sirve como una capa superior que protege la pintura original.

La fabricación de este material ha aumentado exponencialmente en los últimos tiempos y por eso en España esta proliferando su uso. Eso sí, se recomienda utilizar productos de garantías y seguir una serie de consejos para que el acabado sea perfecto. Por ejemplo, es preciso aplicar una fina capa de vinilo como unión entre el material de la chapa y el vinilo, a modo de imprimación.

Así mismo, es preferible que la superficie está limpia y sin ningún tipo de impurezas, ya que de lo contrario la adherencia del vinilo líquido se puede ver comprometida. En los casos en que la superficie tenga irregularidades, sería adecuado aplicar una base de color blanco para que el resultado sea más homogéneo.

Vinilo líquido Full Dip

El spray es un modo muy sencillo de aplicar, ya que se puede controlar la pulverización y permite utilizar tantas capas como se requiere. Como mínimo, se recomienda entre 5 y 6 capas para conseguir un buen resultado. De todos modos, cuanto más vinilo apliques, más resisten. Para optimizar el rendimiento del producto, espera al menos 10 minutos entre capa y capa. Puede resultar un proceso un poco largo y tedioso, pero merece la pena no tener prisa para obtener el mejor rendimiento.

El producto Full Dip tiene un rápido secado y curado, aunque se considera finalizado el proceso al cabo de 48 horas. Lo bueno de Full Dip es que si quieres aplicarlo en cantidades más grandes, puedes optar por el bote de 4 litros y utilizarlo con una pistola de pintura. De esta manera, se trabaja de forma más rápida y se cubren extensiones más grandes.

Vinilo líquido para coche

Como ya hemos comentado, el vinilo líquido es un material perfecto para dar una nueva imagen a tu coche. El mundo del tuning nos ha demostrado que existen numerosas opciones para personalizar tu vehículo, pero si quieres reducir costes y tener la certeza de que podrás deshacer los cambios de forma fácil, es más fácil animarse.

Vinilo líquido para llantas

Uno de los usos más recomendados del Full Dip es para dar una nueva vida a tus llantas. Sin duda, es una de las partes más llamativas de un coche y puede cambiar totalmente la estética dándoles un color diferente.

Evidentemente, el coste de unas llantas nuevas es bastante alto, por lo que el uso del vinilo líquido te permitirá ver cómo lucen tus llantas con otro color. Si te gusta, puedes aplicar una pintura permanente; si no, retirar el vinilo líquido es bastante sencillo y te habrás ahorrado dinero y quebraderos de cabeza.